Introduce el Nombre de la Empresa

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Misión y visión de una empresa

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre misión y visión de una empresa? Seguro que sí. Pero ¿Realmente sabes qué significan estos términos? Si has dudado en la respuesta de esta última pregunta, has llegado al lugar indicado; te mostraremos qué son, cómo se construyen, para qué se utilizan, cuál es su importancia y la relación que tienen con los valores.

¿Qué es la Misión y visión de una empresa?

importancia de la mision y vision de una empresa

En repetidas oportunidades hemos escuchado y/o leído información relacionada con la misión y la visión de una empresa sin saber siquiera de qué se está hablando. Estos dos factores son lo más importante de las organizaciones, ya que presentan el verdadero enfoque de cuál es el objetivo y hasta dónde se desea llegar con el mismo.  

Cualquier sociedad o compañía que se adentre en el mercado sin tener en cuenta a qué se quiere dedicar y cuáles son sus aspiraciones, va directo a la quiebra. Los objetivos dan vida a la empresa y proporcionan una idea de cuál debe ser el próximo paso; esto ayuda a que la misma tenga un crecimiento progresivo. La ausencia de estos, puede provocar fácilmente un estancamiento fatal y determinante (hacia el lado negativo).

¿Qué es la misión de una empresa?

La misión de una empresa está directamente relacionada con los objetivos: qué quiere lograr en la sociedad, con cuáles campos va a trabajar y de qué manera abordará la problemática para ofrecer soluciones que sean atractivas para el público objetivo. En contraste con una misión, una “visión” se usa para describir un estado futuro deseado. Por tanto, su contenido debe ser preciso y tener una determinada vigencia en el tiempo.

Lo que queremos decir con esto es que puede que sea necesario cambiar la visión para adaptarla a las circunstancias económicas e internas, mientras que la misión sigue siendo la misma. En otras palabras, el enfoque que se le dé a este término en cualquier organización debe ser adaptativo, es decir, tener la capacidad de ajustarse a los cambios que se generan cada día en la sociedad y el mercado.

La misión corporativa también se puede definir como una herramienta vinculada a la estrategia, pero a un nivel superior. La misma, debe ante todo definir la profesión y el mercado en el que la empresa busca perfilarse. Este término comercial es una “huella” que se utiliza para definir la estrategia. Por lo tanto, debe responder ante todo a la pregunta: ¿cuál es el negocio en el que queremos adentrarnos y cuáles son los mercados objetivo?

¿Cómo describir la misión de tu empresa?

Describir la misión de tu empresa te exige presentar tu propósito. Una misión debe ser concreta. Se trata de definir lo que hace tu negocio. Todas las acciones que realiza la compañía forman parte de tu misión. Formular la misión de tu empresa es la mejor manera de hacerla realidad y de lograr que dure toda la vida del negocio.

Cuando hablamos de la misión y visión de una empresa, debemos tomar en cuenta de igual forma la afirmación anterior, solamente que, como mencionamos en los primeros apartados, la visión puede irse actualizando. Sin embargo, el enfoque siempre tendrá algo en común con lo que inicialmente se predijo.

Para lograr que la misión se materialice de forma acertada y concreta, es recomendable escribir un eslogan. Se trata de un formato textual que tiene la particularidad de ser breve y de impresionar al público objetivo. No solo te permitirá referirte fácilmente a la misión de tu empresa cuando lo necesites, sino que también tendrá la utilidad de expresar la misma fácilmente a tus empleados, socios y/o clientes.

Eslogan de Pepsi

Con respecto al entorno externo de la empresa, la misión actúa como catalizador, esto significa que fomentará el crecimiento de la clientela. Tus empleados se apegarán aún más a esta si está bien formulada. Tus clientes pueden, por su parte, dejarse seducir por una misión corporativa que se corresponda con tus valores y/o lo que ellos buscan; es una forma de mostrarte en unas cortas líneas, sin tener que mediar muchas palabras.

Por último, la misión de una empresa debe pensarse a largo plazo. No tiene relación con las condiciones del mercado, que en todos los casos estarán sujetas a cambios (a diferencia de la visión), por lo cual, debe adaptarse a cualquier entorno sin tener que ser modificada. Para definir la misión de tu empresa o negocio futuro, hazte algunas preguntas esenciales:

  • ¿Qué problema has logrado identificar con tus clientes potenciales?
  • ¿Cómo te gustaría responder a esos inconvenientes?
  • ¿La forma como abordas el problema ofrece soluciones a los problemas o necesitas otro enfoque?

Elementos principales de la misión de una empresa

No hay una declaración de misión correcta o incorrecta, sino más bien enunciados que tienen un efecto de movilización, inspiración o desacierto en el público al que queremos convencer de que nuestro objetivo general puede significar una verdadera ventaja. En principio, una misión debe incorporar elementos den respuesta a las siguientes preguntas básicas:

  • ¿Por qué existe la empresa (la razón de ser)?
  • ¿Con qué valores se identifican los empleados de la organización?
  • ¿Cuáles son los comportamientos y estándares que refuerzan los valores de la empresa?
  • ¿Cuáles es la estrategia de la empresa (las habilidades que se distinguen y la forma en la que se aborda la problemática)?

La razón de ser

¿Cuál es la razón de ser de la empresa? ¿A quién se dirigen los esfuerzos de la organización? ¿Por qué un gerente o empleado debería hacer más de lo mínimo necesario? Estas preguntas son muy filosóficas y sin duda provocarán una animada discusión en cualquier público que se adentre en la discusión del tema de la misión y visión de una empresa. De manera general, hay tres categorías donde puede estar ubicada una empresa:

  • 1. Empresas que afirman que su propósito es servir a los intereses de los accionistas: Todas las decisiones se centran en los accionistas. En pocas palabras, la razón de ser de una empresa con este propósito es esperar al mejor postor. Es decir, los involucrados crean la organización, la desarrollan y luego venden las acciones a quien les ofrezca más de lo que se espera.
  • 2. Empresas que esperan satisfacer a todos los grupos de interés: Los gerentes de estas organizaciones tienen una noción más amplia del papel de la empresa, por lo cual, se centran en aumentar el valor para los accionistas, mientras hacen buenos productos para los clientes y crean empleos gratificantes para sus empleados. Estas empresas se comprometen con cada grupo de interés.
  • 3. Empresas con una visión que vas más allá: Se trata de organizaciones que no se contentan con satisfacer las demandas de distintos grupos de interés sino que buscan un ideal superior; entrar en campos difíciles y dejar una huella en la historia. Las empresas relacionadas con los avances informáticos y tecnológicos suelen entrar en esta categoría.

Empleados

Cuando el equipo directivo ha logrado identificar las líneas principales y los puntos más importantes de los elementos que componen su misión, puede proceder a la formulación de la misma. En el pasado, a menudo se consideraba que era suficiente con que las autoridades superiores de la empresa fueran conscientes de la misión con la que se estaba trabajando.

Hoy en día, la tendencia es promover un conocimiento general, es decir, hacer que cada empleado conozca, comprenda y se sumerja en la misión de la organización. Esto, por supuesto, para evitar cualquier desperdicio ocasionado por el mal rendimiento o la movilización errada de los recursos (humanos) de la empresa.

Para ello, es importante intentar desarrollar un texto y / o una imagen que permita que la empresa se exprese de manera rápida ante todo aquel que no conozca sus actividades. También es vital evitar trivialidades (para prestar un buen servicio a los clientes). De la misma manera, la brevedad de la información representa una ventaja y el texto es mejor si enfatiza las prioridades y tiene un estilo consistente.

Si buscas algo de inspiración para idear la misión y visión de tu empresa, es muy útil navegar por los sitios web de organizaciones de renombre para analizar sus declaraciones y obtener un ejemplo. Sin embargo, notarás que no existe una receta universal. Pero, al categorizar las empresas según lo que se mencionó, podemos analizar con cuál propósito vamos a trabajar.

Estrategias de la empresa

Para identificar cuáles van a ser las estrategias de tu empresa, primero debes analizar las habilidades con las que contamos (personal y recursos materiales). Luego de que ya tengas claros estos factores, debes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Moviliza los recursos internos motivando a los empleados que pueden identificarse con valores sólidos.
  • Organiza las decisiones y acciones que toma a diario todo el personal.
  • Comunica una imagen fuerte y clara de la empresa tanto a los accionistas como a los clientes.
  • Obliga a los gerentes a hacerse preguntas fundamentales sobre los valores y comportamientos que deben buscar promover en todo momento.

Ejemplos de misión de una empresa y su enfoque

Para lograr dejar una idea más clara de a qué nos referimos cuando hablamos de misión y visión de una empresa, es una buena idea ilustrar la información. De esta manera se puede identificar con mayor facilidad lo que se ha expuesto. En pos de esto, a continuación te mostramos algunos ejemplos de misión, cómo son enfocados y de qué manera deben conducirse los objetivos para un mayor y más duradero éxito:

  • 1. Una empresa que define como su objetivo “fabricar pilas de reloj” puede tener éxito en el momento:Si a partir de esta definición de su trabajo, se limita a convertirse en una excelente productora de pilas, puede ser superada por otra organización que tenga una definición más amplia de su trabajo básico. Por ejemplo, un competidor cuya misión sea “agregar valor a los relojes” podría desarrollar manecillas y sistemas que faciliten el montaje de los mismos, tendrá un campo más amplio y menos posibilidades de fracaso.
  • 2. Una empresa que considera que su oficio es la “construcción” y se limita al diseño de presas, corre el riesgo de perder su mercado ante un competidor que tiene como objetivo “ofrecer a los clientes las mejores soluciones de construcción civil en distintas áreas”. El objetivo ofrece una mayor posibilidad y le dice a los clientes e inversionistas qué es la empresa y cuáles son los trabajos para los que está capacitada.

Considerando las posibles ganancias, vale la pena trabajar bien la definición de misión y visión de una empresa, porque las horas dedicadas a esta tarea estarán bien invertidas y tendrá mucho que ver con el éxito o el fracaso. Durante la construcción se deben tener en cuenta temas como el mercado, las actividades futuras, los recursos necesarios, entre otros. Puede ser más beneficioso y efectivo en presencia de un tercero que pueda orientar.

¿Qué es la visión de una empresa?

La visión de una empresa describe dónde deseas que la misma se encuentre en los próximos años, generalmente los próximos tres o cinco. Indica cómo se verá la empresa si cumple sus objetivos. “La declaración debe ser clara, concisa y, sobre todo, ofrecer una descripción general”.

Sin embargo, no debería ser demasiado general. Trata de ser realista, pero también inspirador; esto dará más credibilidad. Idealmente, la declaración de visión debe tener la longitud de una oración. También puede cambiar a medida que el negocio evoluciona y crece. La visión de una empresa se suele confundir con la misión, pero no es lo mismo.

Una misión describe qué es el negocio, qué hace, por qué existe y para quién existe. Una visión a menudo cambia con el tiempo, mientras que una misión generalmente no lo hace. Por ejemplo, tu visión podría ser convertirte en un destacado minorista de suministros de arte en Barcelona, mientras que tu misión podría ser proporcionar a los artistas productos de primera calidad a un precio accesible.

¿Qué empresas deberían tener una visión?

Todas las empresas deben tener una visión, independientemente de su tamaño. La mayoría de los emprendedores tienen cierto enfoque, incluso si no tiene algo escrito. Pero si no lo articulas, es posible que tu idea no sea clara y que tu equipo no tenga una verdadera sintonía con el proyecto. Manejar una empresa sin una visión es como dar pasos aquí y allá sin saber hacia dónde nos dirigimos.

¿Cómo desarrollar una visión?

La visión se deriva misión. Si no tienes una misión, el primer paso es crear una. Luego, puedes desarrollar una visión basada en la misma. Es recomendable reunir todo el equipo para discutir la visión de la empresa para el futuro. Esto es importante para llegar a un entendimiento común de cómo se verá la empresa si logra sus objetivos en los años pautados.

Equipo reunido para desarrollar la Misión de una Empresa

La reunión entre los involucrados debería tomar menos tiempo que escribir misión de la empresa. Se puede esperar una hora o dos, sin embargo, puede llevar más tiempo si hay un desacuerdo sobre el futuro de la organización. Una disputa puede indicar la necesidad de recopilar más información y realizar un análisis más profundo sobre qué es lo que se quiere.

Si no sabes a dónde vas, debes discutir y hablar una y otra vez hasta que todos estén de acuerdo. Desarrollar una declaración de visión es una buena excusa para determinar hacia dónde te diriges con el negocio, es decir, cuáles son tus aspiraciones (basadas en la realidad, claro está). No es tampoco muy bueno ser sensacionalistas. Por otro lado, asegúrate de revisar tu visión regularmente a medida que tu negocio va madurando.

Cómo utilizar una declaración de visión

Debes presentar la visión de tu empresa a los empleados y discutirla internamente para asegurarte de que haya sido comprendida por los mismos. Es recomendable que la misma no sea promocionada fuera de la empresa, ya que esto puede ocasionar que llegue a los oídos de la competencia e intenten mejorarla. No obstante debe hacerse pública la misión. La declaración de visión debe ser utilizada para definir los objetivos comerciales de la empresa, el plan de acción para lograrlos y la planificación estratégica.

¿Cómo determinar la visión de tu empresa?

En repetidas oportunidades se ha confundido el concepto de misión y visión de una empresa. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la visión exige una proyección a largo plazo. Detrás de la misión, que describe lo que la empresa aporta a sus clientes, la visión se parece más a un sueño, pero con base real.  Definir una visión empresarial requiere considerar los cambios en el mundo y en la sociedad. Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte:

Si bien ningún líder empresarial es un adivino, formular una visión debería ayudar a definir el estado que se desea para la empresa. Con base en esta visión, se aconseja establecer metas que no irán más allá de los próximos 5 a 10 años. Si es necesario, la visión evolucionará de acuerdo a como se vaya desarrollando la empresa y su entorno.

  • ¿Cómo será el mundo?
  • ¿Cuáles son los cambios que se suscitarán en tu industria?
  • ¿Qué papel tendrá que jugar tu negocio en el mercado?

Para determinar tu visión, sigue el mismo método que para la misión. En la medida de lo posible, intenta mantener tu visión empresarial en una sola frase, de una manera que sea simple y comprensible para todos los que entren en contacto. Esta oración también se puede hacer para despertar emociones. Da sentido a tus objetivos y acciones diarias.

Valores de una empresa

Para el verdadero éxito, es necesario que además de la misión y la visión de una empresa se tomen en cuenta los valores. Una empresa sin valores corre el riesgo de perecer ante una sociedad que observa constantemente. Se trata de un conjunto de creencias comunes que se desarrollan en el corazón de la empresa y los que están involucrados con esta.

Se transmiten a los empleados de la organización, pero también a los clientes y sus allegados. Estos, influyen en la forma en que trabaja y se comunica la compañía, y es la base de lo que denominamos como cultura corporativa.

¿Cómo presentar los valores de tu empresa?

Para determinar los valores de tu negocio futuro, deberás considerar la misión y la visión que has desarrollado, pero también, los valores individuales de las partes interesadas en la creación de la empresa. El emprendedor por sí solo tenderá naturalmente a definir valores para su proyecto y los defenderá a capa y espada.

Cómo fomentar la unión de la misión, la visión y los valores de una empresa

La forma más sencilla de garantizar la coherencia entre tu misión, tu visión y tus valores, es analizar los 3 puntos, uno tras otro. Revisar tu misión y tu visión debería llevarte a formular una lista de valores. Estos valores deben poder encontrarse en tu enfoque comercial, pero también en las relaciones entre los empleados y las autoridades.

Existen valores comunes entre las empresas. Por ejemplo, la innovación, la creatividad o incluso la excelencia pueden orientar las acciones de cualquier compañía. Otros valores están más relacionados con un sector de actividad. Por ejemplo, la calidad es un valor destacado por las empresas que operan en la industria alimentaria, así como la confianza es un valor en el que hacen mucho hincapié las aseguradoras.

Una vez definidos por el equipo directivo, los valores de la empresa deben presentarse y discutirse con todos los empleados sin excepción. ¡Incluso deberían ser discutidos durante la entrevista de trabajo! para evitar su incumplimiento.  Si has escogido la satisfacción del cliente como un valor y has definido lo que realmente significa en la práctica, debes incorporarlo al trabajo de todos en la empresa.

La misión, la visión y los valores de cualquier empresa, son puntos que deben tratarse unidos y por separado. Es necesario enfocar de manera correcta cada uno de estos, y luego, establecer una conexión para que haya un equilibrio. Aunque puedan ser vistos como factores poco importantes por algunos, realmente son los que determinan el éxito o el fracaso. Una empresa que no sabe a dónde va, es como una motocicleta que va directo al vacío.

Ejemplos de la misión y visión de las empresas